viernes, 4 de septiembre de 2009

TYC y un negocio a 270 Kilómetros por hora



POR MARIELA DELAY-

El grupo Clarín también ha monopolizado al automovilismo. Primero lo hizo con el TC 2000 y la productora Carburando, dada su emisión por Canal 13, miembro de este grupo desde hace ya varios años.
Ahora se agregó el Turismo Carretera, y resulta sorpresivo porque la ACTC (Asociación de Corredores de Turismo Carretera) es una entidad autárquica independiente de la CDA (Comisión Deportiva Automovilística) del Automóvil Club Argentino (ente máximo regulador de las carreras de Argentina) y por consiguiente no esta reconocida ni aceptada por la FIA.
Clarín compró los derechos de imagen y comercialización del TC, y esto provocó una catarata de quejas de la dirigencia del Top Race, la cual se siente perjudicada porque ante el avance del TC 2000 y el TC con el Grupo Clarín, estas categorías le quitarán espacio y audiencia a la Top Race. Por este motivo, la divisional decidió emitir las carreras en otro canal y borrase del 13, aunque no confirmaron si será en la televisión Pública o en América TV.
Por ejemplo: El Top Race se disputó y fue televisado y al mismo tiempo un canal de cable subsidiario de Artear puso al aire una exhibición del TC 2000 en el Obelisco a la cual asistieron miles de fanáticos. Esto le quitó audiencia al Top Race, a pesar de que ambos eventos fueron transmitidos por la misma empresa.

Asimismo, el mandamás del TC 2000, Pablo Peón, quiere que el TC 2000 compita el 8 de noviembre, cuando ese mismo día corren el Turismo Nacional y el Top Race, dos categorías importantes dentro del automovilismo local. De esta manera alguna de las dos últimas deberá no tener la televisación dada la imponencia del TC 2000 por iniciativa del Grupo Clarín.

Estos son ejemplos de cómo un multimedio puede manipular una grilla de programación y acelerar o frenar el crecimiento de una u otra categoría. Por ende, estaría jugando con el tiempo de sus protagonistas, ya sean periodistas, pilotos, sponsors, técnicos, encargados de logística, y también con el del público, que sólo desea disfrutar de la pasión que generan los fierros, algo que se transmite de generación en generación.

1 comentario: