lunes, 4 de noviembre de 2013

MARCELA O MATILDE?

Domingo 5 de septiembre de 1976, el diario Clarín publica.
“Tras un prolongado tiroteo, las fuerzas de seguridad abatieron a cinco extremistas que se resistieron a desalojar una finca en San Isidro, donde se realizaba una reunión…” La crónica de Clarín omitía mencionar que tres de los cinco supuestos extremistas abatidos por el Ejército Argentino eran niños en edad preescolar: Roberto tenía cinco años, Bárbara cuatro y Matilde era una beba de apenas seis meses.
Doscientos efectivos del Ejército y la policía, equipados con una bazooka y un jeep con ametralladora antiaérea, atacaron la vivienda donde residían los militantes Montoneros, Roberto Lanuscou, su esposa Bárbara Miranda junto a sus tres hijos.
Las acciones comenzaron “a las 21:30 con una continua detonación que finalizó a las dos de la mañana, casi cinco horas después”, recuerda el vecino Marcelo Turdo, que entonces tenía 11 años y se escondió en el baño de su casa ubicada al lado de la vivienda atacada.
Según los relatos de varios testigos presenciales, el enfrentamiento que relata Clarín no fue tal: la inexistencia de impactos de bala en las viviendas de enfrente, en cuyos techos se habían apostado los soldados, demostró que no hubo una resistencia significativa por parte de los ocupantes de la casa ubicada en la esquina de las calles Asunción y Catamarca, de Boulogne.
Según los diarios de la época, el Comando Militar Zona 4 informó que cinco “subversivos” murieron en el intenso enfrentamiento que obligó a los vecinos a llamar a los bomberos voluntarios de San Isidro para sofocar el incendio, pero se les impidió acercarse a la casa.
Tanto la dictadura militar como el Diario Clarín taparon y tergiversaron la noticia por una razón muy clara, la beba de 6 meses, Matilde.
En 1984 el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) encontró las tumbas de los cinco miembros de la familia Lanuscou-Miranda. “Se Ccmprobó que todos los cráneos encontrados tenían perforaciones de bala, lo que indicaba que habían sido rematados, pero además, el jefe del equipo, el estadounidense Clyde Snow, denunció que “en el ataúd de Matilde, la beba de seis meses supuestamente abatida, no había restos óseos; sólo un chupete, un osito de peluche y unas ropitas”.
Familiares de Lanescu siguen esperando encontrar a Matilde. La abuela de Matilde fue integrante de Abuela de Plaza de Mayo y murió soñando el encuentro con su nieta. L os querellantes en la causa contra Ernestina Herrera esperan el cotejo de las muestras de ADN.
El parecido en la foto realmente “asusta” .
Por todo esto y por mucho más, en toda la causa de la apropiación ilegal de Marcela y Felipe y toda la mentira de Papel Prensa, donde torturaron y asesinaron a su dueño y amenazaron de muerte a su mujer para entregar la empresa, es que efectivamente tanto Ernestina Herrera como Magnetto deben ir presos.

2 comentarios: